viernes, 30 de abril de 2010

Jani no come ni bebe desde hace más de 74 años


Un indio dice que pasó 74 años sin comer ni beber y es estudiado

Un ciudadano indio, Prahlad Jani, asegura que pasó los últimos 74 años sin comer ni beber y está siendo estudiado por el departamento científico del Ministerio de Defensa Indio para determinar si realmente tiene cualidades especiales.

La observación es realizada en el hospital Sterling, en Ahmedabad, en Gujarat, donde ya se estudió su caso en 2003 y se llegó a la conclusión de que realmente podía "vivir del aire", porque su cuerpo no había mostrado señales de verse afectado. Su orina se formaba en su vejiga y era absorbida por el organismo. Sin embargo, los expertos tuvieron algunas dudas, ya que los últimos días de la prueba, el paciente perdió algo de peso.

Jani abandonó su casa a los siete años, y a partir de ahí llevó una vida nómada hasta ahora, que tiene 82 años. Él explica que no come ni bebe hace más de 70 años gracias a un don divino, y asegura que a los 8 años fue bendecido por la naturaleza porque tiene un agujero en su paladar, por donde, según él, se filtran gotas de agua. Además, asegura que medita para conseguir energía.

El director del Instituto de Psicología y Ciencia Aliada de Defensa de India, G. Ilavazhagan, aseguró que ahora quieren "determinar la fuente de energía de Jani, y si ésta puede transferirse a los soldados o ser utilizada por ellos, lo que, de alguna manera, sería muy beneficioso".

"Al Ministerio de Defensa indio le interesa el caso de Jani porque hay soldados en zonas fronterizas donde los alimentos y el agua no están fácilmente disponibles", dijo Ilavazhagan, y además agregó que "podría ayudar a elaborar estrategias para la supervivencia durante desastres naturales, condiciones extremas y exploraciones espaciales como las futuras misiones a la Luna y Marte".

El neurofísico Sudhir Shah certificó que durante el estudio realizado en 2003, Jani realmente vivía sin comer ni beber y que además no orinaba ni hacía deposiciones. Shah explicó que ahora someterán al anciano a "ecocardiogramas y a análisis de sangre y orina, además de observar su actividad cerebral". Según indicó el médico, cuando se hicieron las primeras pruebas se llegó a la conclusión de que el desarrollo del cerebro de Jani correspondía al de una persona de 25 años, por lo que ahora quieren ver si envejeció durante este tiempo.

Normalmente se estima que las personas pueden sobrevivir sólo tres o cuatro días sin beber y una semana sin comer.